Residencia canina

Residencia canina en Madrid

Canhotel es una residencia canina y para otras mascotas situada en el barrio de Sanchinarro, al norte de Madrid.

Gonzalo Hurtado comenzó con la residencia canina hace más de 30 años, y estamos contentos de poder decir que tenemos una gran experiencia cuidando mascotas. Somos la residencia canina más cercana a Madrid y con gran prestigio en el sector.

Nuestros servicios son muy amplios (adiestramiento, peluquería, problemas de comportamiento, largas estancias…).

Puede venir a visitar las instalaciones y conocer el alojamiento siempre que quiera, no dude en hacernos saber si su mascota necesita alguna atención en particular (veterinario, época de celo, ansiedad por separación…).

La finca está habitada los 365 días del año, los animales no se encuentran nunca solos. Estamos a su disposición en horario comercial de lunes a viernes, sábados por la mañana y domingos por la tarde. Consulte los horarios para más información.

El personal atiende a nuestros clientes y a sus dueños. Somos conscientes de que no siempre es fácil dejar a su mascota. Por ello, nuestro mayor interés son las necesidades de su perro o gato, pero también facilitar a los dueños lo más posible la estancia mediante recogida y entrega del animal a domicilio y facilitando la comunicación: puede llamarnos siempre que quiera para ver qué tal se encuentra su animal.

Es recomendable que en temporada alta nos llame para comprobar la disponibilidad del alojamiento.

La alimentación que utilizamos es sana y equilibrada, pensada para que los cambios no afecten al animal. En cualquier caso, si usted lo prefiere o su mascota sufre de alguna alergia o problema alimenticio puede hacérnoslo saber. Los paseos son fundamentales para hacer ejercicio y liberar fuerza y estrés, y para socializar con otros perros y hacer la estancia un poco más divertida. La peluquería y la escuela de adiestramiento están también a su disposición.

Los alojamientos son individuales, tienen una parte interior donde se encuentra el agua, la comida y la cama, y una parte exterior o patio; están climatizados con calefacción para el invierno. En verano y para perros grandes, disponemos también de otros alojamientos con mucha sombra que dan a un patio, así la salida es muy sencilla.